HAY COSAS QUE NO DEBES DECIR A UNA PERSONA QUE DESPIDEN

Pequeña guía de lo que no debes decirle a un colega que está en esta situación.

Perder el trabajo: después de una enfermedad muy grave y de un duelo por la pérdida de un ser querido, es uno de los eventos más estresantes que pueden ocurrir en la vida. Y desafortunadamente muchas veces es a ti a quien le toca darle ánimos a un colega. Los amigos y conocidos más cercanos pueden hacer mucho, pero lamentablemente, en la mayoría de los casos lo que logran, es empeorar la situación diciendo oraciones que no son más que un cliché porque en su mayoría, son expresiones que ya están muy gastadas como por ejemplo, “cuando una puerta se cierra, muchas otras se abren”, “todo sucede por algo en la vida”, “algo mejor te espera allá afuera” – ¡por favor! Esto al final no dice nada y ciertamente no puede ayudar a aquellos que viven un momento de profunda crisis.

En resumen, no debes hablar demasiado y más bien debes estar listo para hacer algo realmente útil: por ejemplo, pedir de inmediato el resume de la persona para apoyarlo enviándolo a la lista de empresas que conoces o simplemente, entregar la lista de las personas que deben contactar para que ellos mismos sean los que les hagan un acercamiento. Sugerirle un curso para personas calificadas en busca de trabajo, esto le dará ánimo a tu amigo o a tu colega porque se encontrara con otras personas que están en su misma situación.

Aquí hay una lista de frases y comportamientos que no se practican en estos casos. Y sugerencias sobre el “estilo” a mantener.

Evita frases como:

  • “¿Y qué vas hacer ahora?”
  • “Y yo que pensaba que tu tenías el trabajo perfecto”
  • ¡Eres joven, lograras encontrar algo!”
  • “Siempre he odiado este lugar, tú te salvas que no tendrás que venir más”.

Concentrate en:

  • Un simple pero sincero “Lo siento” o “Hablemos de cómo quieres que te ayude”.
  • Ofrecer apoyo concreto es útil y hace que la persona no se sienta solo o abandonado.
  1. No prometas que lo verás en el futuro si no está seguro de cumplir esa la promesa. En lugar de tener una buena relación con su ex colega, decide salir con él / ella a almorzar de inmediato para darle la oportunidad de desahogarse. Ofrece darle referencias o escribe una carta de recomendación.
  2. No trates de socavar la situación. Ser despedido es emocionalmente humillante, degradante, desmoralizador: sacude nuestra identidad y la percepción de nuestro valor.
  3. Evita hablar mal acerca de la persona que despidió a su compañero de trabajo porque esto no te ayudará ni a ti. Puede haber buenas razones por las que su colega ha sido despedido, y desafortunadamente usted sólo conoce un lado de la historia.
  4. Si ya has pasado por eso, evita frases como “¡Me despidieron, pero encontré el trabajo perfecto una semana después!” Ninguna situación es idéntica a la otra y el hecho de que hayas encontrado trabajo no significa nada para la persona que acaba de perderlo correrá con la misma suerte.
No Comments Yet

Leave a Reply

%d bloggers like this: