EL DULCE DE LECHE DE LA LECHERA, TE HACE RECORDAR MOMENTOS INOLVIDABLES.

¿A quién no le gusta el dulce de leche?

Incluso a personas que no toman leche, el dulce de leche de Nestlé es una de las opciones para esos momentos donde el cuerpo te pide, algo dulce. Con solo agarrar una cucharadita para comerla directo de la lata a la boca, matas esos deseos y quedas satisfecho. Muchas veces me preguntaba: ¿Por qué nos gusta tanto? Así que me di a la tarea de conversar con varias amistades de países diferentes.

María es cubana, lo primero que me dijo fue que le recordaba a su abuela porque a pesar de que en Cuba no tenían específicamente el dulce de leche de Nestlé, su abuela agarraba una lata de leche condensada regular, la colocaba en una olla de presión rápida y  a los 10 minutos, tenían un dulce de leche que ahorraban para que les durara toda la semana. Debo subrayar que María, no le llamo dulce de leche, ella todo el tiempo que estuvimos conversando, la llamo “fanguito”.

Yo también lo recuerdo como “fanguito” y así le decíamos por el color oscuro que se asemeja al fango que se forma cuando la lluvia cae en la tierra. Y es que en Cuba, los jóvenes a partir del 7mo grado teníamos por obligación que ir a trabajar al campo, por un periodo de 30 días. En ese tiempo, la comida era limitada así que nuestra familia se dedicaba a preparar dulce de leche para que todos los jóvenes tuviéramos suficiente para nuestras meriendas luego de un día de largo trabajo en el campo. ¿Por qué el fanguito y no otro tipo de alimento? Pues porque lo podías comer solo o con una que otra galletica que te dieran en el almuerzo.

Adriana es mexicana, ella la llama cajeta y aunque en México han tenido otras marcas que ofrecen dulce de leche, cuando le pregunte específicamente por el dulce de leche de Nestlé, enseguida me dio una sonrisa y me dijo, “claro que la conozco y más de lo que te imaginas”.

Y resulta que la tía de Adriana, Angélica, fue una de las mujeres que se benefició en el año 2013 cuando la marca lanzo una campaña promocional para acabar con el hambre y capacito a más de 15,000 mujeres para que pudieran abrir sus negocios bajo el lema: “Mi Dulce Negocio”. Estas mujeres residentes de las zonas con grandes carencias en México, recibieron clases de nutrición, repostería y de auto-empleo. Así es como Angélica logro abrir su panadería y según me cuenta su sobrina, el Dulce de Leche, La Lechera de Nestlé es uno de los ingredientes centrales pues es el toque mágico de los hotcakes, de los platos de frutas, helados y los famosos panes mexicanos en forma de concha rellenos con dulce de leche, y como emblema del negocio, unas quesadillas de dulce de leche y obvio… no cualquier dulce de leche, tiene que ser de La Lechera!

Aquí, un desayuno divertido, fácil y que todos en casita van a disfrutar. No toma más de 5 minutos así que es perfecto para los días de escuela y de trabajo.

Quesadillas de dulce de leche, La Lechera

Quesadilla de Dulce de Leche

1 – paquete de tortilla de harina

1- lata de La Lechera de Nestlé, Dulce de Leche

Calientas la tortilla en un sartén, le pones dulce de leche en la mitad de la tortilla, la doblas y la dejas a que se dore, luego la volteas para que el otro lado se dore también.

La sirves y lito!

 

No Comments Yet

Leave a Reply

%d bloggers like this: