LA “M” DE MENOPAUSIA, EL TERROR DE LAS MUJERES.

La gran M como la llaman los anglosajones, ha sido por siglos sinónimo de temor y misterio. Hablo nada más y nada menos que de la menopausia: esos últimos treinta años de las damas (de los 50 años en adelante) que las hace sentirse en un cuerpo diferente.

Este es un periodo de la vida de las féminas que a menudo vivía en el silencio porque las hacía sentir vergüenza porque era muy difícil exponer el tema abiertamente pues era sinónimos de ancianidad en todas partes del planeta. Y seamos realistas, vivimos en un mundo cruel donde solo se cuenta con la juventud, una mujer de más de 50 años suele tenerla tan dura que en ocasiones, ni trabajo encuentran. Ojo, quizás debería conjugarlo todo en el pasado pero no es así, vamos en el camino de un cambio global en cuanto al tema porque para beneficio de las que pasamos los 40s, la menopausia aunque sigue siendo uno de los últimos tabúes en el mundo, cuando nos toque a nosotras las mentes de este lado del mundo estarán tan abiertas como en el viejo mundo y aunque vamos como la canción, “pasito a pasito”, lo que cuenta es que hay avances y habrán mas.

En Europa las mentes ya están abiertas y el tema lo toman muy en serio porque la menopausia más que tenerla en el baúl de las vergüenzas familiares, hay que enfrentarla, asumirla y apoyarla. Seamos realistas, muchas mujeres necesitan ayuda para enfrentar este cambio físico y mental, por eso en países de Europa han creado campañas de servicio público para crear conciencia, y gracias a esto se está convirtiendo en un tema lo suficiente importante para que los periódicos, blogs y revistas le dediquen páginas enteras luego de colocarle encabezados que enganchan a los lectores como “Los Años Calientes de una Mujer”, “Los Sudores que nos Aíslan”, entre otros que mientras más llamativos mejor, para poder captar la atención de los que en una ocasión regular, jamás leerían sobre lo que para muchos era algo para mantener en secreto. Otra forma de publicidad son los documentales y en algunos de ellos con la ayuda de mujeres líderes de los medios, la comunidad, e influyentes de todo tipo que hablan de sus experiencias más desconcertantes a modo de testimonios con la idea de darle un vuelco positivo a esta situación y borrar el mito de no poder hablar sobre la menopausia por ser algo bochornoso, para convertirlo en un tema de conversación durante una velada cualquiera.

Entre las experiencias más desconcertantes están el no poder dormir, los sudores constantes, el desbalance hormonal, la irritabilidad, entre otros que llegan hasta el momento íntimo con sus parejas. Dejar atrás el mito de que no se podía hablar sobre esto porque la gente se iba a enterar que estabas en el peor momento de tu vida, queda cancelado porque no era más que eso, un mito social y un poco deshumanizado por no decir discriminatorio que daba créditos al otro pensamiento de que la mujer era el sexo débil y resulta que tan solo en un país como Italia, existen 10 millones de mujeres que están pasando por este momento y aun se sienten en la flor de la vida social y laboral.

Imagínense este escenario… despiertas en medio de los desafíos regulares del día a día que no te permiten el lujo de tomar una pausa para respirar; ocuparse de los niños que a menudo apenas entran en la adolescencia, sal corriendo al trabajo en medio del maltrato biológico que te provocan cambios constantes en tu humor, ataques de ira e incluso ataques de llanto o depresión. Y lo peor es que te das cuenta que está sucediéndote pero no sabes cómo controlarlo. Es una prueba agotadora y continua, regalo de la cultura occidental. Si, como lo escuchas porque los demás sufren menos. En Japon y en Taiwan la mujer de la edad media, es el punto de apoyo y de referencia de la familia, en China el respeto a la mujer en esta edad es reverencial, en Palestina la menopausia es un grado de respeto y escala en la sociedad.

Mientras tanto, entre nosotros luchamos para tratar de enmascarar los síntomas y decidir cómo atacarlos. Y ya hemos comenzado a hablar de ello con amigos, en los periódicos, en el teatro, incluso en el trabajo. Los anglosajones lo explican en las escuelas pero también crearon desde Marzo del 2001 un musical dedicado a la Menopausia, que también lo encuentras en español El Musical de la Menopausia. La obra se escenificada en una tienda departamental, con cuatro mujeres que no tienen nada en común excepto un brassiere en oferta. El musical es una parodia de la situación que no les causa mucha gracia a las mujeres que se aferran al misterio de no pedir ayuda o conversarlo con las otras pero la puesta en escena la han disfrutado miles de hombres y mujeres que no paran de reír. Y qué mejor que instruirse sobre una realidad social, bajo las carcajadas por la dramatización extrema de un caso de la vida real, y que será parte de la vida de la mujer quiéralo o no, pero si esto no funciona para todas y sabes de una mujer que pide a grito ayuda por la menopausia, no le des la espalda… ayudala!

1 Comment
  1. Pertenezco al grupo de mujeres que atraviesa el complejo mundo de la menopausia. Me alegra sentir aires de solidaridad y espíritu educativo en este tema. Gracias

Leave a Reply

%d bloggers like this: