¿TIENES UN JEFE TOXICO? AQUÍ TE DAMOS 7 CONSEJOS QUE TE AYUDARAN.

Generalmente detrás de un ambiente de trabajo toxico, existe un jefe toxico. Muchos estudios demuestran que un líder toxico, es como un “asesino” silencioso, que poco a poco te va consumiendo. Presión, dureza y exigencias más allá de tu descripción de trabajo son algunos de los síntomas. Y si hablamos de esos despidos por recorte de personal o presupuesto, sabemos que nos toca más trabajo para todos y la incertidumbre de pensar, ¿Cuando me tocara a mí?

 

 

 

Un estudio reciente realizado por la Universidad de Johannesburgo en Sudáfrica, destaco que esto del liderazgo toxico va en crecimiento y no en algunas organizaciones, esto es algo que crece a nivel mundial. Y menciona una serie de acciones deliberadas de la dirección, que están muy lejos de realzar el sentido de la dignidad, la autoestima y la eficacia de sus empleados y no es de manera inconsciente, lo hacen para desmoralizar a los empleados, mantenerlos temeroso, y devaluarlos pues de ese modo, difícilmente tendrán las fuerzas y la seguridad, de buscar un nuevo empleo.

No confundamos un jefe difícil con toxico, no todos los jefes rigurosos son tóxicos: la toxicidad no se mide en las actitudes, sino en los niveles de contaminación que crea en el ambiente entre los empleados. Un jefe riguroso, si maneja un balance entre exigencia y reconocimiento, puede fácilmente mantener a los empleados motivados, creativos y con un compromiso con la empresa. Pero los estudios demuestran que este tipo de jefes, no abundan; el liderazgo está en alerta roja y los jefes, cada vez son más incompetentes. Y según los conocedores, esto no tiene nada que ver con la edad, o los años de experiencia de la persona al frente de un equipo pero si, con la arrogancia, el ego y la falta de inteligencia emocional de cada individuo. Y para acabar de rematar, parece que el 25 por ciento de los ejecutivos muestran rasgos psicopáticos.   Otra investigación de la Universidad de Manchester en Inglaterra, nos dice que tener un jefe incapacitado causas insatisfacción, falta de motivación, depresión, y problemas serios de salud.

  1. Ten una rutina diaria de ejercicios al terminar tus horas laborales
  2. Busca la manera de darle tareas a tu jefe, de modo que termine trabajando para ti
  3. Evita el NO por respuesta, todo tiene solución así que busca al menos dos
  4. En momentos de más estrés, busca un lugar donde puedas meditar por 5 minutos
  5. Aprende a decir que NO cuando te piden algo que sabes puede causarte un mal momento
  6. Piensa y cree que todo tiene solución
  7. Has la lista de los lugares que te gustaría trabajar y envía el resume cada 15 días

Y por ultimo, te tengo una excelente noticia… ¡no eres un árbol así que muévete! Comienza a buscar trabajo y un día te miraras al espejo y te preguntara, ¿Por qué no lo hice antes?

 

3 Comments

Leave a Reply

%d bloggers like this: